Guadalquitón, una perla codiciada.


     Por Guadalquitón se conoce a la franja costera de poco menos de 5 kilómetro que media entre Sotogrande y la Alcaidesa, en el término municipal de San Roque. En términos ecológicos Guadalquitón es otra joya de la corona de nuestra variadísima provincia de Cádiz. En el plano histórico y arqueológico también nos depara sorpresas, con una factoría de salazones coetánea de Baelo Claudia (s. II d.c. aprox.)

    Guadalquitón es un lugar excepcional y único por contener el último alcornocal marítimo de la costa mediterránea española. También acebuches, pero sobre todo alcornoques, prácticamente a pie de playa, como sin duda ocurriera en tiempos antiguos en buena parte del litoral. La franja de dunas que sigue a este bosque primigenio también participa de esas características excepcionales, con una flora diversa y sobre todo auténtica, con especies endémicas, rarísimas, y por ende escasas y amenazadas.

     Hasta aquí las buenas noticias, ahora las malas, bueno, no tan malas, dejémoslo en regulín regulán, por consolarnos más bien.  En el 2003, cuando a todos nos salían los billetes por las orejas, a algunos además por las narices, e invertíamos en bolsa ¡manda cojones!, se planeó construir 2.800 viviendas en tan bello paraje. Para aquel que no conozca Sotogrande, y en menor medida la Alcaidesa, informarle que son urbanizaciones de superlujo, que cada vez que he ido por ahí me he dicho esta vez me paran y me multan por pobre. En fin, un buen lugar para observar e identificar esa rara avis del millonario. Pero ¿2.800 viviendas más? ¿Tanto rico hay en el mundo? ¿Qué pasa que no tienen otro sitio dónde ir a enseñar sus VERGUENZAS?…

    Menos mal que, gracias a los vecinos de San Roque y asociaciones ecologistas, se paralizó ese crimen urbanístico, y la cosa, con suerte, se va a quedar sólo en puñetazo e insulto urbanístico. Por de pronto van a extraer corcho; al parecer hace 18 años que no se hace. Y luego, digo yo que porque la vida de rico debe ser muy aburrida, tienen proyectado montar un juego de esos de pegarse tiritos, pinball o algo así, paseos a caballo, y sospecho que alguna especie de hotelillo rural. Eso al parecer es lo que permite la situación legal en la que se encuentran las fincas de Guadalquitón. ¿Para qué lo vamos a dejar cómo está, o a revalorizar como bosque privilegiado o zona anexa al parque del estrecho, qué sé yo?

Total, ya acabo, Los que veáis el álbum de fotos preguntaréis, con razón ¿Juanmita, dónde están esos alcornoques tan bonitos? Playa sí, pero chaparros no veo ni uno. Lo sé, pero que conste que yo lo intenté, que intenté acceder a él, pero Florentino Pérez, el dueño al parecer de la finca, sí, ese presidente de ese equipillo, el Florentino constructor, no nos dejó entrar. El no, claro, un guarda de la finca. No habíamos andado ni veinte metros ni echado un par de fotos, cuando apareció un todoterreno. El guarda fue ciertamente muy amable y comprensivo, pero vamos, es su trabajo, y sin pega alguna volvimos a pasar la alambrada y regresar al mundo de los pobres y de los senderistas apesadumbrados.

Pero volveré, Florentino, juro que volveré para ver esos alcornoques y a meterte un gol, porque además de senderista obstinado, SOY DEL BARSA.

     Si quieres ver el resto de fotografías del album pincha en el enlace siguiente, de mi página en Facebook:

GUADALQUITÓN, UNA PERLA CODICIADA

4 pensamientos en “Guadalquitón, una perla codiciada.

  1. Juanma no sabía que Florentino es el dueño de la finca. Así que ahora soy aún mas del Barça que antes.

  2. Hola. Os dejo más datos sobre el tema de Guadalquitón. Lo último que dijo la consejera, justo cuando se aprobó el POT, es que “la zona está protegida en su integridad entre la carretera y el mar”. El Ayuntamiento, además, tiene firmado un convenio con los propietarios para que los terrenos pasen a ser de titularidad municipal y se conviertan en una especie de Pinar del Rey 2. Creo que estas fincas se han salvado por dos cosas: a) porque la insistencia de los ecologistas y el respaldo de los sanroqueños ha impedido que empezaran a edificar antes; b) porque con la crisis ya no resulta rentable edificar.
    Un saludo a todos.

  3. Pingback: Gaudalquitón, Our Nature Reserve & A Very Funny Guy « The Pink Agendist

  4. Guadalquiton es de una sociedad llamada Realia, hay una pequeña actuacion aprobada por el ayntamiento y junta de andalucia, ambos socialistas, pero el nulo valor del suelo la va a paralizar, ademas los hoteles no funcionan aqui. saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s